La paz que no pudiste arrebatar

Me quitaste lo mejor de mi, mi ilusión. Arrancaste parte de mi alma rompiéndome el corazón y jugando conmigo de la peor manera. Me abandonaste cuando ya no me necesitaste. Simplemente he pasado a ser una desconocida; alguien que enturbia tu vida feliz. Al final eso fui y soy, un error en tu vida.

Me equivoqué al creer en ti. Fui ingenua, lo sé. No hay día que no me culpabilice por haber sido tan tonta de haber sido en la persona que más he confiado.

Por fin la venda se cayó de mis ojos. Me ha costado mucho ver con claridad. Mi corazón no me permitía ver, pero poco a poco lo he conseguido.

20170822_204617
La paz que no me pudiste arrebatar

Con estas bellas vistas mi mente se evade de todo dolor. Mi corazón cada vez late con menos intensidad. Estoy a la espera de que el sentimiento se difumine paulatinamente hasta esfugarse por completo.

Porque aunque arrancaste lo más preciado, mi enorme ilusión. Hay una cosa que no has podido arrebatar, mi paz…

M.V.M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s